Antiguo Mal En progreso

Dirigda por Emmanuel

Un grupo de aventureros que no comparten nada en común deben enfrentarse al mal más poderoso del multiverso

El ojo tirano

2 0
Autor
Emmanuel
Fecha de juego
17 nov. 2019

Resumen

 

Luego de una agotadora aventura con los Aboleths, el grupo se dispone avanzar hacia donde Drix recomendaba. Les aviso de un cubil de criaturas sapo-humanoides que se extendía por toda la costa de un gran lago o mar subterráneo. Les aviso también que la única forma de cruzar tal lago era navegando por él. También les conto que anteriormente, él y sus socios tenían un escondite donde guardaban sus balsas, pero los hombres sapo lo usurparon. El grupo debatió sobre lo que debían hacer y finalmente decidieron ir hacia el cubil y intentar distraer a los hombres sapo mientras se escapaban con las balsas. 

Para su sorpresa los Kuo-toa habían sido erradicados, mutilados y descuartizados por todo el suelo, pared y agua. Unos extraños símbolos marcaban sus chozas y paredes. No había ninguno con vida. Estos símbolos desorientan al grupo que lo único que distinguen es que no pertenece a ningún dios de la superficie. También se dan cuenta que lo que sea que los mató era muy grande y vino desde el agua. El grupo pretende investigar aún más la situación, pero el goblin insiste en apresurarse en ir hacia las balsas. Finalmente encuentran el escondite donde también hay hombres sapos muertos y marcas en todos lados. Aunque esto los mantiene intranquilos el grupo decide seguir adelante y reparar las viejas balsas para que funcionen adecuadamente en el agua. Con las indicaciones de Liadrin y el esfuerzo de los integrantes más fornidos, armaron una balsa los suficientemente grande y resistente para que los lleve a todos juntos. Sin perder más tiempo el grupo se dispone a adentrarse en el oscuro y misterioso lago.

Drix les comenta que luego de unas horas se adentraran a lo que él llama El mar centellante, ya que unos cristales que cuelgan del techo reflejan en el agua como si fueran luces centellantes. Todos juntos navegan mientras algunos reman al ritmo que Dimzu les brinda con su música. Horas de infinita oscuridad y calma, hasta que Leonard y Rilgar perciben algo debajo del agua. Una inmensa criatura los acecha. El grupo se pone en alerta y le exigen al goblin que les diga donde hay un lugar donde amarrar. El goblin nervioso les dice que hay algunas estalactitas suficientemente grandes como para poder amarrar. Mientras el goblin los guía, el grupo acelera hacia tierra. Pero cuando están a punto de llegar la criatura emerge desde las profundidades sacando al grupo volando y engullendo a Leonard. El monstruo se parece a un gusano purpura, pero incluso más grande, marcas sobre todo su cuerpo como las que había en el cubil de los hombres sapo y un extraño parpado cerrado en la parte superior de su enorme boca. 

El grupo combate contra la criatura usando todos sus recursos disponibles, es resistente y peligrosa, pero empiezan a hacerle un considerable daño. El parpado de la criatura se abre y un grito desesperado sorprende al grupo. Un beholder se encontraba adherido a la enorme criatura.

Este enfurecido empieza a disparar rayos mágicos hacia todos los integrantes del grupo, deshabilitando a algunos y manipulando a Natsa mentalmente. El combate es duro, pero al final el beholder es superado y asesinado por Thurinar. El control mental sobre Natsa se mantuvo aun así y tuvieron que combinar fuerzas para detenerla sin lastimarla. Thurinar finalmente deshabilito la magia que mantenía consciente a Natsa y esta quedo inconsciente en el suelo.

El grupo agotado empezó a reparar la balsa con los restos de la criatura, al mismo tiempo que debatían como recuperar a Dimzu que había sido petrificado en el combate y de lo que debían hacer con el peligro latente que es Natsa.

Finalmente repararon la balsa, Zaheera recupero a Dimzu y sobre Natsa no se dijo más. Debatieron una vez más sobre como debían seguir, estaban agotados y con pocos recursos. Debian encontrar una manera de descansar, pero seguían en un lugar peligroso en medio de la oscuridad. Drix les comento de un camino más rápido pero inseguro combinando la magia de Zaheera con el ingenio de los integrantes del grupo. Se organizaron para atravesar el mar centellante y finalmente llegar al bosque fúngico.

Diario de los personajes

Sinn
hace 2 semanas

Sinn

Lautaro

Hoy después de llegar a la conclusión de buscar los botes, y a pesar de no querer tomar el camino simple de matar a todos los malditos sapos, Leonard fue de carnada para lograr robar los botes mientras lo atacan a él.

Entonces para nuestra sorpresa no había ni un Kuataa (o como se escriban) vivo a la vista. Quizás lo más extraño no era la mutilación de esas criaturas, sino los símbolos que se encontraban desperdigados en la masacre. El tema de estos símbolos era como estaban hechos, con Desintegración, un conjuro tan poderoso que solo recientemente pude lograr lanzarlo. Además la cantidad de símbolos y la inutilidad de utilizar ese conjuro para eso. Había 2 opciones, una gran cantidad de criaturas lo había hecho o una criatura muy poderosa.

Decidimos seguir de todas formas, mejor no averiguar qué fue lo que lo causo. Encontramos los botes pero estaban en mal estado, así que con la supervisión de Lyadrin (¡Vaya que es estricta!) logramos reparar u reconstruir una balsa.

Una vez que zarpamos tenía un mal gusto en la boca, algo que en la Infraoscuridad es algo normal, pero esto era distinto. Sentía que nos seguían, cosa que eventualmente se confirmó y resultó ser algo bastante malo, un gusano purpura acuático.

Este gusano era distinto. Mucho, pero mucho, más grande que uno normal y su comportamiento parecía inteligente. Nos atacó y nos tiró del bote, zampandose a Leonard en el camino. Trate de cambiarlo con una criatura invocada pero fue imposible, en el momento creí que fue porque este gusano consumió Infranita.

La lucha continuo y fue entonces que nos dimos cuenta porque la rareza del gusano, tenía un beholder en su cabeza. Realmente una criatura horrible con un ojo principal y 12 ojos más pequeños saliendo de su cabeza. Podía cancelar la magia y tenía múltiples poderes. Realmente sospechamos que esta criatura mato a los koara.

Al lograr derrotarlo, con un poco de magia de mí parte logramos asesinarlo. Su ego fue su perdición por creer ser lo más fuerte de la existencia. Es una lástima que su ojo principal, el que era anti magia, fuese destruido en el proceso, eso sí que era valioso. 

Logramos salir de ahí, reparando NUEVAMENTE el bote, y llegamos al bosque de hongos.

Hay algunas cosas que averiguar aún. ¿De dónde salió está criatura? ¿Quien era el ojo tirano que tanto hablaba? ¿Como llego a estar modificado ese gusano? Creo que esa información es valiosa y debemos conseguirla

 

Esta página ha sido visitada por Emmanuel, Juan pablo, Lautaro